domingo, 16 de noviembre de 2014

Partenaire



Ahora que estamos casi en la mitad
y que el camino se disfruta a tope,
no nos paramos a considerar
qué nos falta, qué les sobra…
La Tierra gira y habla sin cesar
y cuando en calma está, la brisa canta.
En cambio a veces podrás contemplar
sus enfados en concierto.

Viajé por el mundo estando en casa,
todo lo que vi lo compartí.
Siempre ofreces más de lo que pides,
dame tu presencia un poco más...
solo hasta que no nos quede nada,
nada más que ver y compartir.
Siempre que encontremos otra excusa,
házmelo saber…
y otra etapa empezará.

Será importante comprobar
que cuando suba la marea
el blues de la insatisfacción
pierde su guerra contra el tango.
Dame problemas, dramas no,
dame trabajo aunque me duela.
Obligaciones ¿para qué?
las dictaduras no son buenas.

Todo lo que voy a hacer
es sentarme y no parar,
es moverme y descansar,
todo siempre junto a ti.
Que la noche con su luz
restituya la emoción
de seguir con la creación
de este dulce sinvivir.
Y no me arrepiento de mis logros,
todos mis fracasos asumí,
pues con todos ellos bien presentes
consigo ver la cruda realidad.
Y es que todo es fácil con tu ayuda,
tu siempre serás mi partenaire
dentro del teatro de la vida…
disfruto que ya nada cambiará.

Letra: © Patxi Hinojosa Luján
Música: «Antes de que cuente diez» (Adolfo Cabrales, ¡¡¡gracias, Fito!!!)
(11-11-2009)