lunes, 9 de abril de 2018

Supervivencia

Mi vigésimo tercera aportación a «Relatos en cadena», de cien palabras, en la Cadena SER. En esta ocasión teníamos que comenzar con «Nos enviaban de una patada a las duras calles...».

Nos enviaban de una patada a las duras calles, cada vez más duras y menos «calle». Para cualquier espectador imparcial, aquello no era sino un irrespirable infierno gris. Para nosotros, el medio de conseguir un mendrugo de pan, algo de agua y un poco de atención, si la cosa se daba bien…
Ese caos tóxico de cemento molido escondía laberintos cambiantes, y no teníamos más remedio que adaptarnos a ellos, a sus nuevos diseños, a cada nuevo bombardeo.
Nuestra misión, volver a casa sanos y salvos con todo lo que hubiéramos podido encontrar en y junto a unos cuerpos que ya no lo necesitarían nunca más. Sencillo, ¿verdad?

© Patxi Hinojosa Luján
(05/04/2018)