viernes, 6 de enero de 2017

Te regalo una canción (canción…, o algo así)


A veces acentúo cada atisbo de tristeza
A veces improviso falsas muecas de alegría
Malviviendo como estoy en la «Plaza cobardía»
Oculto tras caretas que carecen de nobleza

A veces pinto el techo y se confunde con tus credos
A veces distorsiono tus caminos con mis prosas
Incluso hasta me embriago si inocente en mí reposas
Desnuda de prejuicios, ignorante de mis miedos

Vivo en la inquietud frenando la emoción
Reflexionaré, aislando mi pasión
Y para empezar, que acabe esta canción

***

A veces te regalo canciones como lágrimas
A veces me sincero, sé bien que no las pediste
Extrañan tu universo y aun así la compartiste
Mudadas a pasiones por siempre ya tan próximas

*

Vivo en la inquietud, frenando mi pasión
Reflexionaré, aislando la emoción
Para comenzar…

Busco la quietud que avive mi emoción
Consideraré que vuelva la pasión
Mas para empezar, ya acaba esta canción

© Patxi Hinojosa Luján
(06/01/2017)