sábado, 17 de diciembre de 2016

Atenuando rutinas


Estoy cambiando…,
«Me sorprendo descosiendo cicatrices para drenar todo resto de toxicidad, la ponzoña que se atrincheró en mis entrañas aprovechando la desidia de aquellos tiempos en los que se acentuaban rutinas y éstas aceleraban, perversas, la caída en picado de la arena de la vida».
… y bien que lo necesito.
En estos tiempos en los que no sólo el aire escasea, me apresuro a desabrochar inspiraciones con la esperanza de llegar a respirar unas ideas fantasiosas que ya sólo me visitan con cruel intermitencia; es preciso que deje de asentar los pies en el suelo, mas no sin antes deshacerme de la cesta de mis desilusiones y dejarla ahí, varada en la playa de la resignación.
Alterando rumbos, deshaciendo decisiones, discuto con la imagen conservadora de mi espejo: le reprocho que no deje más a menudo su plaza a la soñadora; mas me sonríe, burlona, cuando me doy la vuelta, ignorando que lo sé; aunque quizá sea yo el que ignore que ella no lo hace, quizá…
A punto de partir hacia un viaje interior, me ajusto la nueva armadura y observo de reojo a mi antiguo yo enfrentado una vez más a su reflejo; siguen discutiendo, y yo me alegro de continuar atenuando rutinas.

© Patxi Hinojosa Luján
(17/12/2016)